Hola a todos/as !!!!!

Empezar por el final es terminar diciendo “estoy muy contento” y si empiezo por el principio digo “estoy muy contento”, ¿cuál es la diferencia entonces?, sigue leyendo y te la desvelo.

La ortodoncia es un quebradero de cabeza para quien pronuncia esa palabra, dolor de oídos para quien escucha que hay que sufrir mucho y depresión traumática para quien lo lleva y expresa su sufrimiento. Pero decir que ninguna de esas cosas es para tanto. Nunca es tarde para escoger nuevos caminos, llegar a la meta es sólo el principio de nuevos retos y por supuesto todos ellos con esfuerzo, dedicación y entusiasmo.

¿Cómo ha sido mi experiencia?, podría escribir tantas cosas que no acabaría nunca pero como sé que debo ser breve pues allá voy!!! Decidirme no me costó casi nada porque al pasar por Ortonova y tropezarme con ese equipo enseguida llegué a la conclusión que había dado por fin con la Clínica Dental adecuada. El equipo, las instalaciones, la humanidad, la profesionalidad y la dedicación al paciente son factores irrevocables que han de suceder para que se llegue a buen puerto y concluir con éxito la llegada a la meta, una meta larga y con alguna que otra dificultad pero que se consigue con esfuerzo, ayuda y paciencia.

Si tuviera que volver a hacerme el tratamiento no dudaría en volver a recorrerme algunas de las Clínicas Dentales de Cartagena, sin menospreciar a nadie, que quede claro, y volver a llegar a la conclusión de que una vez más elegiría Clínica Dental Ortonova para desenfundar el arma de guerra y adentrarme en el campo de batalla con el final que yo quería….un final con UNA GRAN SONRISA!!!!!.

Mario